Bizcocho portugués de nueces

  • He tenido la oportunidad de probar más de un bizcocho portugués, y más de un pastel y más de una tarta portuguesa y, he de decir, que son absolutamente exquisitos. Por eso tenía muchas ganas de hacer alguna receta típica de Portugal. 

    Por otro lado, me apetecía hacer un bizcocho de nueces. ​Me gustan mucho los frutos secos en general y, reconozco que los utilizo frecuentemente tanto en platos salados como dulces. Además de ser muy saludables, nutritivos y beneficiosos para la salud, me encanta el punto crujiente que aportan a cualquier plato.

    Hay muchas recetas de bizcochos con nueces, pero generalmente se añaden en trocitos como un “extra” y no como ingrediente principal.​

    Sin embargo, en este bizcocho portugués, las nueces se incorporan muy picadas como base de la receta, y lleva un poco de vino de Oporto que le confiere  una mayor jugosidad. Es un bizcocho  portugués típico de la ciudad de Estremoz, en la región del Alentejo.

    En cuanto a textura, me recuerda a un bizcocho de almendras tipo tarta de Santiago, pero con el sabor inconfundible de las nueces.

    El glaseado de caramelo que puedes ver en las fotos, me imagino que igual ya lo has deducido, no forma parte de esta receta portuguesa, sino que es un añadido de mi propia cosecha, al igual que las nueces caramelizadas. El caramelo y las nueces son dos sabores que combinan a la perfección, pero si no te apetece añadir más dulzor a la receta, el bizcocho portugués de nueces sin ningún tipo de acompañamiento resulta simplemente delicioso.

    UTENSILIOS QUE VAS A NECESITAR​

    Molde redondo de 22 cm

    Báscula de cocina

    Cucharas medidoras

    Batidora de varillas o robot con accesorio tipo globo

    Boles

    Tamiz o colador

    ​Espátula

    Papel vegetal

    Pincel de silicona (opcional)

    Termómetro de horno (opcional)

    Rejilla enfriadora

    ​Cazo

    Varillas

    Sartén

    ​Jarrita

    Bandeja​

     Impimir
    Bizcocho portugués de nueces

    Tierno y jugoso bizcocho de nueces con glaseado de caramelo y nueces caramelizadas, totalmente irresistible

     Preparación 30 minutos
     Cocinado 30 minutos
     Total 1 hora
     Raciones 16 raciones

    Ingredientes

    BIZCOCHO

    • 6 huevos
    • 250 gr nueces finamente picadas
    • 50 gr harina bizcochona
    • 250 gr azúcar
    • 1 cucharada vino de Oporto

    GLASEADO DE CARAMELO

    • 8 hojas gelatina (16 gramos)
    • 24 gr maicena
    • 350 ml agua
    • 350 gr azúcar
    • 300 gr nata 35% M.G.

    NUECES CARAMELIZADAS

    • 50 gr mantequilla
    • 4 cucharadas azúcar
    • 100 gr nueces

    Instrucciones

    BIZCOCHO

    1. Calentar el horno a 180 grados. Engrasar el molde con aceite y cubrir la base y los laterales con papel vegetal.

    2. Separar las claras de las yemas. Batir las claras a punto de nieve. Reservar.

    3. Batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen.

    4. Añadir el resto de ingredientes y mezclar con movimientos envolventes con una espátula.

    5. Verter la masa en el molde y hornear durante 30-35 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro salga limpio. Dejar enfriar 10 minutos sobre una rejilla. Pasar un cuchillo alrededor del molde, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre la rejilla.

    GLASEADO DE CARAMELO

    1. Hidratar la gelatina en agua fría. Disolver la maicena en 50 ml de agua. Reservar.

    2. Colocar un cazo en el fuego y añadir el agua restante y el azúcar. Llevar a ebullición y remover hasta obtener un caramelo de color oscuro.

    3. Añadir poco a poco la nata removiendo sin parar con unas varillas. Incorporar la maicena y dejar cocer 45 segundos.

    4. Por último, incorporamos la gelatina bien y escurrida y removemos con las varillas hasta su completa disolución.

    5. Retiramos del fuego, colamos la salsa y dejamos enfriar hasta los 25 grados (templado) colocando papel film en contacto con el glaseado.

    NUECES CARAMELIZADAS

    1. Derretir la mantequilla y 2 cucharadas de azúcar en una sartén a fuego bajo hasta que el azúcar se haya disuelto.

    2. Añadir las nueces y cubrirlas por completo con el caramelo. Cocer hasta que el líquido se haya evaporado.

    3. Añadir el azúcar restante y apagar el fuego. Dejar enfriar sobre papel vegetal.

    MONTAJE DEL BIZCOCHO PORTUGUÉS

    1. Cuando el glaseado haya alcanzado una temperatura de 25 grados, colocamos una rejilla sobre una bandeja o recipiente y encima de la rejilla el bizcocho.

    2. Pasamos el glaseado a una jarrita y vertemos sobre el centro del bizcocho y poco a poco sobre el resto de la parte superior.

    3. Dejamos escurrir el glaseado y con ayuda de un par de espátulas cruzadas, levantamos el bizcocho y lo colocamos sobre el plato de servir.

    4. Decoramos con las nueces caramelizadas.

    NOTAS SOBRE EL BIZCOCHO PORTUGUÉS DE NUECES
    • Puedes sustituir el vino de Oporto por otro vino dulce que tengas a mano.
    • La harina bizcochona es aquella que incorpora una pequeña cantidad de levadura en su composición. Si no tienes, puedes sustituirla de la siguiente forma: en un recipiente echamos 1,5 cucharaditas de levadura química, 1/2 cucharadita de sal y harina de repostería hasta completar 140 gramos. Removemos y de aquí cogemos los 50 gramos que necesitamos para esta receta.
    • Cuando vayas a picar las nueces, ten cuidado para no picarlas de más, o de lo contrario las nueces soltarán el aceite que contienen y quedará una especie de masa compacta que no nos sirve para la receta.
    • Este bizcocho (si resistes la tentación) aguanta durante bastante tiempo jugoso.
    • Con este bizcocho portugués de nueces quedarás divinamente si tienes invitados para merendar, pero además, si lo acompañas con una bola de helado de vainilla o de caramelo, tendrás un postre redondo.

Añadir comentario